20 jul. 2015

Reseña: Magisterium. La Prueba de Hierro

Algo en este libro me llamó la atención desde que lo vi, ese instinto lector que a veces hace que nos fijemos en una obra concreta. Me interesó, pero tampoco me fiaba demasiado de lo que podía encontrarme. Finalmente, he tenido la ocasión de hacerme con él y leerlo, con la consiguiente reseña que ello implica. Indagando un poco por internet, me encuentro opiniones que sostienen que no es más que un plagio de Harry Potter. ¿Escuela de magia, trío protagonista, un villano llamado Enemigo de la Muerte? Admito que es fácil caer en comparaciones, sin embargo, esta novela intenta dejar claro desde la primera página que no es un sucedáneo del chico de la cicatriz. ¿Con éxito o no? Creo que hablaré de esto con más detenimiento en un artículo, así que pasemos a la reseña.

                                         





Título Original: Magisterium; The Iron Trial
Saga: Magisterium #1, pentalogía
Autor: Holly Black y Cassandra Clare
Editorial: Destino
Género: Fantasía, Magia.
ISBN: 9788408133032
Páginas: 304
Precio: 14'95€



Sinopsis:

La mayoría de los niños harían cualquier cosa para superar La Prueba de Hierro y entrar en la escuela de magia Magisterium. Callum Hunt no. Quiere suspenderla. Durante toda su vida, su padre le ha advertido que ni se acerque a la magia. Si lo admiten en el Magisterium, está seguro de que nada bueno le espera. Así que se esf uerza todo lo que puede en hacerlo mal. y hasta hacerlo mal le sale mal. Ahora le espera el Magisterium, un lugar que es a la vez sensacional y siniestro, con oscuras conexiones con su pasado y un retorcido camino hacia su futuro. La Prueba de Hierro acaba de comenzar, porque el mayor reto aún no ha llegado.





      Black y Clare se esfuerzan desde el primer momento en mostrarnos algo diferente a Harry Potter, y se nota. El libro está narrado desde la perspectiva de Callum, el protagonista, a quien desde pequeño se le ha dicho que los magos son malvados y que debe suspender el examen de aptitudes mágicas que le llevará a la temible escuela de magos si aprueba. Además, tener una cojera permanente debido a que se rompió la pierna cuando todavía era un bebé no ayuda demasiado. En este aspecto, es un protagonista interesante, a pesar de que sea un vehículo obvio para descubrir el mundo donde se desarrolla la historia durante la mayor parte de esta.

      El trío lo cierran los que serán sus dos grandes amigos: Tamara y Aaron. Para ser claros, Tamara es Herminone. Cuenta con el mismo carácter que esta tiene en el primer libro y experimenta un desarrollo más obvio que la digievolución de Agumon, a pesar de tener una base tan distintiva. En mi oponión, es darle a los fans que dicen que esto es un plagio de Harry Potter la excusa perfecta para atacar a sus autoras, pero cierto es que se podría haber trabajado más. Tengo la extraña sensación de que han intentando hacer una contra-Hermione que no ha llegado a cuajar del todo. Aaron, por otra parte, es uno de los mejores personajes del libro. Es amable, resolutivo y trata de llevarse bien con todos y cada uno de los estudiantes del Magisterium, lo que incluye también a Callum. Su personalidad le da la excusa perfecta para acercase a él sin que parezca el típico amigo fiel y lo convierten en alguien muy interesante de leer, especialmente después de la primera mitad.


Los tres personajes principales: Aaron, Callum y Tamara.
Creo. Juraría que Callum era moreno en el libro.
     Hay varios más que forman parte del elenco de la novela, pero a decir verdad, ninguno hace nada destacable y se olvidan con facilidad, a excepción del matón de turno, Jasper, que durante el libro va experimentando una conmovedora apertura gradual a Callum, al que odia por… por… ¿razones que no se explican en el libro? Oh, sí, me encantan los “odio a primera vista”.

    La primera parte de la historia es un cúmulo de escenas estereotípicas de adaptación al nuevo medio, entrenamiento aburrido que resulta dar sus frutos en la Gran Prueba (un cliché tan cliché
que no me creo que de verdad alguien haya podido escribirlo) y diálogos entre personajes presentados de una manera tan rápida que se vuelven insultantemente planos.

Hablando de Harry Potter, hay algunos personajes tan planos
que darían envidia al Mapa del Merodeador. 
La segunda parte, sin embargo, explota todo el potencial que tiene la novela y es la que hace que su nota suba considerablemente. Una vez mostrado todo lo se nos tenía que mostrar y teniendo una relación estable entre los protagonistas, un giro de guion de repente cambia toda la perspectiva que teníamos del libro. Y es que es en estos donde verdaderamente la novela triunfa; en dos o tres giros inesperados que hacen que el lector se enganche, lo que sumado a la rápida velocidad de lectura por la abundancia de diálogos hace de ella una historia muy amena y agradable de leer, aunque, eso sí, en detrimento de las casi inexistentes descripciones.



      La Prueba de Hierro no es ninguna obra maestra y tiene numerosos fallos, pero cuenta con algunas ideas muy buenas y giros inesperados que hacen que merezca la pena. Es un libro enfocado a un público joven, pero que no se anda con tonterías y muestra en cada escena lo tiene que mostrar, sin tapujos ni miedo de lo que puedan decir de él, que por desgracia se suele resumir en “es un mal intento de Harry Potter” cuando lo cierto es que tiene sello propio. Y, qué demonios, me he divertido en grande con ella.


 


 
Nota: 3/5

6 comentarios:

  1. "Algo en este libro me llamó la atención desde que lo vi, ese instinto lector que a veces hace que nos fijemos en una obra concreta"

    Yo digo que fue esa portada tan fregadamente sexy. Admito que me llamó la atención, pero tu reseña me convenció de lo contrario. Aunque adoré Harry Potter, ya no disfrutaré más lecturas de ese tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que la portada sexy tuviera que ver xD

      No te voy a mentir, tuve que tragarme muchos facepalms antes de poder llegar a la parte buena. Al final resultó no ser mal libro, pero que lo salvaran los plot twist no dice mucho a su favor.

      Gracias por pasarte, Ana ^^

      Eliminar
  2. Me gustó tu reseña (y aprendí una nueva palabra: resolutivo).

    El libro me llamó la atención (además que tiene una portada muy bonita), aunque no sé si lo suficiente para leerlo. Me cuesta bastante sobreponerme a los inicios lentos.

    ¡Saludos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Megumi, me alegro mucho de que te gustase ^^

      Ni yo mismo sé si lo recomendaría. Conforme lo leía, tuve la misma sensación que con los dos primeros de Percy Jackson: no está mal, pero podría estar mucho mejor. Y mejoró, pero siempre que convezco a alguien para que empiece la saga le digo lo mismo: "Lo bueno empieza en el tercero" xD Veremos si la saga mejora.

      ¡Gracias a ti por comentar!

      Eliminar
  3. El libro es como una mezcla entre Harry Potter y Percy Jackson. Es divertido pero no es algo a lo que llamaría "original"

    ResponderEliminar
  4. El libro es como una mezcla entre Harry Potter y Percy Jackson. Es divertido pero no es algo a lo que llamaría "original"

    ResponderEliminar