13 may. 2015

Reseña: Pulsaciones

Pulsaciones es especial. Es uno de esos libros en los que la contraportada dice más de lo que se podría decir de él de tener que resumirlo. La apuesta es muy valiente; un libro por conversaciones de chat, a diálogos. Única y exclusivamente, diálogos. ¿Y el resultado? Un libro muy ameno y agradable de leer.







Título Original: Pulsaciones
Saga: No.
Autor: Javier Ruescas y Francesc Miralles
Editorial: SM
Género: Romance
ISBN: 9788467563078
Páginas: 200
Precio: 9'95€




Sinopsis:

Elia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase:"No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces". Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y lo s lectores somos testigos de todas sus conversaciones. Con la ayuda de su mejor amiga, Sue, Elia intentará recuperar los tres días que ha olvidado y, mientras tanto, conocerá a Tommy, un estadounidense que viene de intercambio a España; a Marion, una chica con media cara quemada que asiste a su terapia de grupo, y a Phoenix, un desconocido al que le encantan los aforismos.







Usar solamente conversaciones en un libro es algo muy arriesgado. No hay una narración que te ponga en contexto, que te sitúe en el espacio-tiempo, que te de la ambientación y miles de recursos más con nombres extraños que otras obras literarias sí pueden aprovechar. Además de eso, tienes que conseguir que los personajes sean especialmente carismáticos, pues el interés del lector puede decaer muy fácilmente si la conversación no interesa. Y aquí es donde Pulsaciones triunfa.

No nos vamos a engañar, es una novela para leer en una sentada, algo perfectamente posible tanto por su formato como por su brevedad. Si la dejas reposar demasiado probablemente tardes un tiempo en volver a ella, o incluso tengas la sensación de que te estás perdiendo algo y quieras empezar desde el principio, pues aunque de argumento sencillo, su agilidad y originalidad en las conversaciones se convierten en su mayor carta. Por ello, mi recomendación es esta: ¿Una tarde que no te apetece hacer nada? ¿Dos horas libres antes de poner en marcha tu plan de dominación mundial? Este es tu libro.

Elia, la protagonista de la historia, tiene un carácter muy particular que ayuda a continuar la historia con diálogos atrayentes y divertidos, aunque tal vez sea un poco tópica. Es especialmente en las conversaciones con Phoenix, el extraño que le habla a través del chat mientras intenta coquetear con ella (Suena perturbador, ¿verdad?), donde consigue un brillo propio con diálogos afilados que sacarán más de una sonrisa, aunque en general todos son muy entretenidos.

"Elia: ¿Y si eres un viejo verde que acaba de descubrir Internet y va por ahí seduciendo a jovencitas?"
"Phoenix: Rostro ovalado con una nariz italiana […]
Elia: Muy sutil tu manera de llamarme napias…"

¿Citas épicas? ¿Reflexiones sobre la vida? ¿Qué es eso? Viejos verdes ftw.

"-Elia, seguroh k stas to guena
-Ains, calla, acosador mío"
Las conversaciones con Phoenix se suceden con frecuencia, cada vez con datos más reveladores y de forma bastante realista, aunque eso sí, con menos denuncias a la policía de las esperadas. Esta trama principal está complementada por la de Sue, una amiga de Elia que estaba con ella la noche en la que perdió la memoria y Tommy, un estudiante estadounidense de intercambio con el que ambas irán entablando amistad de una forma muy bien lograda, he de decir, para estar basada solo en conversaciones por chat.

¿Puntos negativos? Realmente pienso que la idea se podía haber explotado más. Como he dicho antes, es una historia muy sencilla; me hubiera gustado ver cómo se hubiera desarrollado si los autores se hubieran atrevido con un planteamiento más complejo. Me queda la sensación de haber leído un experimento literario y no una obra completa, nada más que una prueba. Una con un buen resultado, pero prueba al fin de al cabo. Además de eso, el intento de retratar la familia de Elia no da demasiados frutos. Comprendo que que tenía que meterse en alguna parte, por la condición de la protagonista, pero tanto la madre como el padre son puros estereotipos que bien podrían haber estado ausentes y nada hubiera cambiado. Si a esto le sumamos que el final no llega a ser todo lo dramático que se va planteando a lo largo de la novela, le resta bastantes puntos. En su defensa diré que aunque sea un poco anticlimax, se comprender las decisiones y sentimientos de los personajes.

Como detalle curioso, decir que toda la obra está llena de referencias a personajes, películas y canciones muy bien integradas, y que cada capítulo está introducido por una cita de Buda, formando una extraña metáfora sobre la vida, la reencarnación y el pájaro fénix que no alcanzo a entender del todo. Las citas molan, al menos.




En general, Pulsaciones es un libro muy ameno lleno de buenos diálogos y personajes variados, una pequeña joya que sorprende por su calidad, aunque si vas con grandes expectativas puedes verte decepcionado al esperar algo más. Muy recomendable debido a su corta longitud y la facilidad de lectura. Por último, me quedo con una cita de Phoenix que sin duda alguna ha cambiado mi vida, y hará lo mismo con las vuestras. Una cita profunda, llena de significado, de gran envergadura y connotaciones tan grandes como el cielo sobre nuestras cabezas.

"El cambio es inevitable, excepto cuando pones un billete de cinco en una máquina de refrescos."

Ya sabéis. No uséis billetes en una máquina de refrescos. 



      

 
Nota: 3'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario