18 abr. 2015

Reseña: Hyde

    ¡Y vamos con otra reseña, esta vez de parte de un servidor! Esta ha sido una lectura refrescante, tengo que admitirlo. Hacía tiempo que buscaba algo así: sencillo, rápido, fácil de leer y que me dejase enganchado con una trama más o menos decente. Y creedme, suena más fácil de encontrar de lo que en realidad es. Pero, ¿qué tal lo habrá hecho en el análisis?
                                                                      





       

Título Original: Hyde
Saga: No.
Autor: David Lozano
Editorial: Alfaguara
Género: Survival, psicológico, thriller,
ISBN: 978-84-204-1704-2
Páginas: 342
Precio: 14'50€






Sinopsis: 


Un grupo de estudiantes ha sido seleccionado para formar parte de un experimento: el proyecto Hyde. Deberán convivir en un gran caserón apartado del mundo durante una semana sometidos a una terapia subliminal aparentemente inofensiva. Pero cuando se produce el primer asesinato, todo se dispara bajo un ritmo frenético de persecución y sospecha.

Ya no hay nadie en quien confiar. Cualquiera dentro de los muros de la casa puede ser el asesino, camuflado dentro del grupo, dentro del anonimato. Cualquiera... incluso uno mismo.

Algo hace especiales a estos chicos: algo que desconocen pero que vincula sus vidas, algo que tendrán que descubrir a tiempo si quieren salvarse…






     Hyde es un Survival Game, un término tan popular que ha acabado definiendo a un género por sí mismo; pones un montón de personas juntas, preferiblemente adolescentes, a cada cuál más excéntrica en algún lugar desolado y terrible y les fuerzas a matarse los unos a los otros. Lozano juega muy bien con la mayor arma que tiene este tipo de literatura, el “¿Quién sobrevivirá?”,
Katniss lo intentó, de verdad que sí, pero
su historia no daba para otros Juegos.
manteniendo una tensión creciente en todo momento, así como con el resto de interrogantes. Por desgracia, el resto de elementos a su alrededor no están a la altura.
Es lógico pensar que si el género va de personajes matándose los unos a los otros, lo más importante son, justamente, los personajes, algo que en esta novela casi no hay. Hay tópicos.

     Desde el experimentado detective (que protagoniza una trama paralela no muy necesaria) hasta la fumata, pasando por el cani común y el tímido crónico, toda la obra está llena de tópicos y personajes cliché, que si bien se intenta arreglar en algunos casos con débiles caracterizaciones y funcionan con éxito (como con Jacobo, el cani común, uno de los personajes mejor llevados de toda la obra) en otras se notan ridículas (Una hippie que el autor justifica haciendo que el resto la llame así y cuyo nombre ni siquiera recuerdo) y hacen quedar a sus diálogos como forzados, fríos y en ocasiones hasta bochornosos. Entre todos los personajes destaca Álvaro, un joven tan carismático como macabro con una personalidad muy bien definida que hace que queramos saber más sobre él irremediablemente. Y así es también como lo siente también Hugo, el protagonista, desembocando esa curiosidad en una de mis escenas favoritas de todo el libro.

     Lo que más me fastidia de toda la obra es que el logrado ambiente de presión y el magnífico ritmo que se llega a conseguir están completamente desaprovechados. Si has leído algo del género antes, sabrás perfectamente lo que en realidad sucede en todo momento, puede que incluso desde las primeras páginas (me gustaría decir que exagero, pero es casi literal), pues todos los tópicos habituales de los Survival están ahí, de una manera u otra. Y si no, tampoco te costará mucho descubrir la verdad. Que el lector esté siempre diez pasos por delante de los personajes no ayuda a la intriga, y si además tenemos a un detective investigando el caso en una trama paralela, pues no se deja demasiado a la imaginación.

 ¿Culpable? ¿Yo?
 No sé de qué puedes estar hablando


     Sin embargo, a pesar de todo, no podría decir que es malo. En serio. Aún con todas las críticas que he lanzado sobre él, ni siquiera lo puedo tildar de mediocre. Me ha gustado, y la causa de ello ha sido su ritmo. Engancha, es rápida, tiene elementos que te llaman a seguir leyendo aun cuando sabes qué está pasando. Ese es el mayor potencial de la novela, y aprovechar eso teniendo todo lo demás en tu contra es algo muy difícil de lograr. 




No sabría decir si merece la pena o no, a decir verdad. Si buscas lo mismo que buscaba yo cuando lo encontré, probablemente también te guste. Si en caso contrario esperas algo profundo, que haga explotar tu cerebro con teorías sobre quién y por qué, esta no es tu obra.
Lo único que puedo decir es que merece la pena ser leída.


     


Nota: 3/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario